El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio registró su mayor caída diaria en dos meses después de conocerse la disminución de la actividad manufacturera en China y en la zona euro, provocando temor por los efectos en el crecimiento global.

El miedo a un crecimiento más lento favoreció al yen, lo que presionó a los exportadores nipones como Toyota Motor Corp , que bajó un 2%, mientras que Honda Motor retrocedió un 2.9% y Sony Corp un declinó 3.1 por ciento.

El Nikkei cerró con una baja de 115.61 puntos, un 1.14%, en 10,011.47 unidades.

RDS