Las acciones japonesas cayeron este viernes, marcando el primer inicio del año desde 1949 en que registró cinco bajas consecutivas diarias.

Los inversores nerviosos buscaron reducir su exposición a las acciones niponas, antes de la publicación de un reporte de empleo en Estados Unidos y de un fin de semana largo en Japón.

NOTICIA: Repercute en bolsa de Tokio prueba nuclear de Corea del Norte

El referencial bursátil Nikkei cedió un 0.4%, a 17,697.96 puntos, luego de que la ola vendedora se aceleró en la sesión, borrando las ganancias previas generadas por un repunte de los mercados chinos.

El índice japonés perdió un 7% en la primera semana del nuevo año, su mayor descenso semanal desde inicios de septiembre de 2015. Los últimos días estuvieron marcados por preocupaciones sobre una desaceleración económica brusca en China y la volatilidad derivada de la inestabilidad de su moneda.

NOTICIA: Bolsa de Shanghái y Nikkei se desploman 6.86 y 3%

El índice más amplio Topix cayó un 0.7% y terminó la sesión con 1,447.32 puntos, acumulando pérdidas de 6.5% en la semana.

El índice JPX-Nikkei 400 declinó un 0.7%, a 13,029.77 unidades.

erp