El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio subió y cerró la sesión en su promedio móvil en 200 días después de que el Banco de Japón inesperadamente relajó su política mediante un aumento de un programa de compra de activos.

El yen se debilitó contra el dólar tras el anuncio del banco central de que añadirá 10 billones de yenes (130,000 millones de dólares) al programa de compra de activos y préstamos.

Los exportadores subieron, con Toyota Motor ganando un 1.8%, Canon Inc trepando un 1,5 por ciento y TDK Corp avanzando un 2 por ciento.

Las inmobiliarias también estuvieron en demanda, con alzas de Sumitomo Realty & Development, Toku Land Corp y Mitsui Fudosan de un 3.6 a un 5.1 por ciento.

El Nikkei cerró con un alza de 52.89 puntos, un 0.59%, a 9,052.07 unidades.

RDS