El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró casi plano el martes después de ceder inicialmente, ayudado por una debilidad del yen que compensó las pérdidas del sector eléctrico como consecuencia de la caída de Tokyo Electric Power.

El Nikkei estuvo en números negativos la mayor parte del día por el repliegue de otros activos de riesgo ante la volatilidad de los precios de las materias primas.

El sector eléctrico y gasista tuvo un comportamiento peor que el mercado, con un descenso del 3.9 por ciento. Tokyo Electric cedió 9.5% a 380 yenes.

El Nikkei cerró con alza de 8.72 puntos, 0.09%, a 9,567.02.

RDS