El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con subida por séptima sesión seguida, lo que supone la mejor racha de ascensos desde julio del 2011, después de que la debilidad del yen reforzara a las empresas exportadoras.

El Nikkei cerró con alza de 354 puntos, un 0.04%, a 9,014.25 unidades.

RDS