El índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió a un máximo de siete meses el miércoles, alentado por las ganancias de las acciones chinas tras unos comentarios del líder del Partido Comunista que reforzaron las esperanzas de una recuperación económica en ese país.

El renovado apetito inversor por los activos de riesgo, evidenciado por la subida del euro y de las bolsas asiáticas, ayudó a debilitar al yen contra el dólar, que subió un 0.5% a 82.25 yenes.

Las ganancias en Fast Retailing, que anunció unas buenas cifras de ventas en noviembre en su cadena de prendas de vestir en Japón, Uniqlo, también apoyaron al mercado.

"China y el yen son los principales motores", expresó un operador de un banco extranjero.

El Nikkei cerró con alza de 36.38 puntos, un 0.39%, a 9,468.84 unidades.

RDS