El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cortó este viernes una racha de tres días de pérdidas gracias a que unos sólidos datos de Estados Unidos y un yen más débil aumentaron la confianza.

Mientras que los inversores se mantuvieron optimistas acerca de las elecciones de Japón durante el fin de semana.

El mercado fue apoyado por las expectativas de que el partido gobernante del primer ministro japonés, Shinzo Abe, se encamina a una victoria aplastante el domingo, lo que le permitiría reclamar un nuevo mandato por sus políticas de reactivación económica conocidas como "Abenomics".

El Nikkei subió 0.7% este viernes a 17,371.58 puntos. En la semana, el referencial cayó 3.1 por ciento.

erp