Las acciones japonesas cayeron por vez primera en tres días este miércoles, tras un fuerte avance en la víspera, pero uno de los pesos pesados del índice Nikkei, SoftBank, subió con fuerza después de que fuentes dijeron que su firma Sprint está en conversaciones para fusionarse con T-Mobile.

El Nikkei cerró con un declive del 0.5%, a 21,687.10 puntos, tras dos días de subidas. El mercado, junto a una serie de activos riesgosos globales, tuvo una sólida sesión el martes, después de que el presidente de China, Xi Jinping, ayudó a aliviar los temores a una guerra comercial entre Pekín y Washington.

Los inversores estaban atentos a las discusiones entre Estados Unidos y sus aliados occidentales para una posible acción militar en respuesta a un supuesto ataque con gas venenoso el sábado en Siria, presuntamente ordenado por el presidente Bashar al-Assad.

Las acciones minoristas perdieron terreno después de que el operador de tiendas por departamentos J.Front Retailing se desplomó un 9.3% tras conocerse que su previsión de ganancias para el año fiscal estuvo por debajo de las expectativas del mercado. Su rival Takashimaya Co perdió 3.3 por ciento.

Los títulos de firmas de alimentación también retrocedieron, con un declive del 3.6% de Kikkoman y del 2.2% de Asahi Group.

SoftBank Corp, propietario mayoritario de Sprint Corp, repuntó 3.5%, luego que fuentes informaron de un reinicio de conversaciones para fusionarse con T-Mobile US Inc. SoftBank contribuyó 29 puntos al Nikkei.

Por su parte el índice general Topix cedió un 0.4% hasta los 1,725.30 puntos.

erp