El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio subió el viernes a un máximo en más de dos meses por la buena tónica de los inversores ante resultados alentadores de algunos bancos estadounidenses y una baja en las preocupaciones sobre Europa gracias a unas buenas subastas de deuda.

Las acciones financieras avanzaron en Tokio tras los resultados positivos de Morgan Stanley y Bank of America

que confirmaron la recuperación de la economía estadounidense a pesar de los vientos en contra por la crisis de deuda en Europa.

La principal correduría de Japón, Nomuras Holdings subió un 5.2% y su rival Daiwa Securities avanzó un 6.2 por ciento.

Los tres principales bancos japoneses estuvieron entre los más cotizados. Mizuho Financial Group, Mitsubishi UFJ Financial Group y Sumitomo Mitsui Financial Group ganaron entre un 4.3% y un 5.5 por ciento.

El Nikkei cerró con una ganancia de un 1.5%, a 8,766.36 puntos, y sumó un avance de un 3.1% en la semana.

RDS