El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró prácticamente plano el jueves en un mercado en compás de espera por la reunión de hoy del Banco Central Europeo y las expectativas de que esa entidad anuncie unas medidas de apoyo a los países más endeudados de la zona euro.

El Nikkei cerró con alza de 0.75 puntos, un 0.01%, a 8,680.57 unidades.

Se prevé que el presidente del BCE, Mario Draghi, anuncie los detalles de un nuevo programa de compra de bonos que intenta evitar el alza del costo de la deuda de países como España e Italia. Sin una vía que reduzca el interés de los bonos que venden, ambas naciones podrían ser empujadas a pedir un préstamo de rescate, siguiendo la ruta tomada por Grecia, Irlanda, Portugal y Chipre.

Pero los analistas expresaron escepticismo sobre el alcance de la medida para resolver la crisis de la deuda que afecta a las 17 naciones que usan el euro cuando las principales economías mundiales sufren de un lento crecimiento.

"No salvará a Europa pero mantendrá a los bonos de España e Italia bajos por ahora, le darán a los líderes de Europa otros 3-6 meses para producir mejores planes para una solución real", dijeron analistas del DBS Bank Ltd. en Singapur.

Las acciones europeas subieron al iniciarse las operaciones. El índice FTSE 100 de Gran Bretaña ganaba 0.7% a 5,699.46, mientras que el DAX de Alemania subía 1.4% a 7,061.32. El CAC-40 de Francia ascendía 1.2% a 3,445.30.

RDS