El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con su décimo segunda subida semanal consecutiva, su mejor racha en 54 años, ante las persistentes compras en empresas que destacaron por sus resultados y que seguían optimistas en cuanto a la debilidad del yen.

Sharp Corp subió un 5.8% después de informaciones en los medios de que la compañía lograría su primer beneficio operativo en cinco trimestres en el período que acabó en diciembre.

"Los resultados no han sido excepcionales hasta ahora pero todos tenían unas expectativas muy bajas para el último trimestre del 2012", dijo Hirokazu Fujiki, gestor de inversión de Okasan Securities.

"Pero la tónica es muy fuerte en estos momentos. El Nikkei ha roto la banda en la que estuvo atrapado en enero", agregó.

El Nikkei cerró con alza de 52.68 puntos, un 0.47%, a 11,191.34 unidades.

RDS