El Nikkei de la Bolsa de Tokio, el principal indicador de dicho mercado y de Asia, ha cedido 0.42% al cierre de la sesión, para terminar en las 9,521 unidades.

El dato está en línea con lo esperado por el mercado y pone fin a veinticinco meses consecutivos de deflación.

A su vez y pese al resultado del Nikkei, las bolsas de asiáticas terminaron la jornada con un resultado positivo, finalizando con la tendencia a la baja que registraron durante cuatro semanas.

RDS