La Bolsa de Valores de Tokio despidió el 2016 con su cierre más alto en 20 años, pese a la ligera baja motivada por el afán de los inversionistas por asegurar ganancias en la última negociación del año.

El índice superó el cierre del año anterior por quinto año consecutivo, alza de 0.4% para todo este año.

El Nikkei cayó brevemente por debajo de la línea de 19,000 unidades por primera vez en tres semanas durante el primer tramo de la negociación, pero recortó pérdidas en la segunda mitad de la sesión pese a la escasa participación y la reticencia de los inversores de tomar riesgos en la última jornada del año.

El Nikkei de 225 acciones, principal indicador nipón, cerró sus operaciones con pérdida de 30.77 puntos (0.16%), para ubicarse en 19,114.37 unidades.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) ganó 0.22 puntos y se ubicó en 1,518.61 unidades, mientras la Segunda Sección subió 28.82 puntos y se colocó en 5,229.90 unidades, informó este viernes la agencia japonesa de noticias Kyodo.

La Bolsa de Tokio reabre sus operaciones hasta el miércoles cuatro de enero.

Los principales indicadores chinos cerraron este viernes al alza, en donde el Shanghai Composite Index avanzó 7.54 puntos, 0.24%, para cerrar en 3,103.64 unidades, mientras el Shenzhen Component Index sumó 17.69 puntos, 0.17%, para ubicarse en 10,177.14 enteros, informó la agencia Xinhua.

erp