Tokio.- Las acciones japonesas terminaron el 2014 con un tono negativo el martes a medida que los inversores cerraban posiciones antes de unos festivos extendidos por el año nuevo, al tiempo que las preocupaciones por la política en Grecia redujeron el apetito por el riesgo.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio bajó el 1.6% para cerrar en 17,450.77 puntos.

En el año, el Nikkei ganó 7.1% impulsado por agresivas compras de activos de parte del Banco de Japón y un debilitamiento del yen, que favoreció las ganancias corporativas.

En el 2013 el Nikkei había subido 57% gracias a las políticas expansivas del primer ministro Shinzo Abe.

mac