Tokio.- El promedio Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con una subida del 1.6%, impulsado por un rebote técnico tras perder más de un 6% la semana pasada y por un masivo plan de estabilización para la zona euro para evitar un contagio de la crisis griega.

El Nikkei trepó 166.11 puntos y cerró en 10,530.70. El más amplio Topix creció 1.4 por ciento.

Las acciones de Toray reparon un 5.6% tras firmar un contrato de 15 años con Airbus, mientras que Softbank ganó un 4,5 por ciento por noticias de que comenzará a vender la tableta iPad de Apple en Japón a partir del 28 de mayo.

El mercado se envalentonó con las noticias de que los ministros de Finanzas de la Unión Europea había acordado un paquete de préstamos de emergencia, que con el apoyo del FMI podría llegar a 750,000 millones de euros (957,000 millones de dólares), para evitar que una crisis de deuda soberana se propague por la eurozona.

Los inversores en la bolsa de Tokio se mostraron optimistas pero cautos, resaltando que el Nikkei había estado al borde de la sobreventa la semana pasada como consecuencia de los descensos de las bolsas mundiales y estaba listo para un rebote de todas formas.

"El mercado recibió con agrado una serie de esfuerzos para garantizar la estabilidad en la liquidez", dijo Kazuhiro Takahashi, gerente general de Daiwa Securities Capital Markets.

"Pero la toma de ganancia está manteniendo los avances controlados porque las noticias han sido descontadas gradualmente y todavía no se encontraron las soluciones para los problemas structurales.

Los participantes del mercado dijeron que el nivel soporte posiblemente se solidifique al nivel del promedio de movimientos de los últimos 200 días del Nikkei -alrededor de 10.300- luego de que el referencial pudo cerrar por arriba de ese nivel la semana pasada.

El volumen de negocios fue moderado, con unos 2,400 millones de acciones cambiando de mano en la primera sección del mercado.