El índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió a un máximo de siete meses el jueves gracias a la debilidad del yen que alentaba las expectativas de las exportaciones del país.

Además, operadores dijeron que las expectativas de que el Banco de Japón podría tomar más medidas para sacar al país de deflación también se sumaron al sentimiento alcista.

Entre los títulos del principal índice bursátil, Ibiden ganó un 4.52 por ciento.

El Nikkei cerró la sesión con un avance de 0.81% a 9,545.16 puntos, su máximo nivel desde el 26 de abril.

RDS