El índice Nikkei cerró con un descenso del 0.6% afectado por el fortalecimiento del yen frente al euro y en parte por la incertidumbre política ante los llamamientos a la dimisión del primer ministro japonés desde dentro de su propio partido.

El Nikkei cayó 56.87 puntos hasta 9,711.83 yenes, poniendo fin a cuatro días de subidas.

También pesaron en el ánimo de los inversores noticias que indicaban una ralentización en la economía china.

Los volúmenes de contratación fueron moderados a la espera de que los mercados del Reino Unido y Estados Unidos reabran el martes tras el festivo del lunes.