La Bolsa de Valores de Tokio cerró este lunes sus operaciones al alza, ante los buenos datos de empleo de Estados Unidos, pero cautelosa ante las reuniones de esta semana del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (Fed) estadunidense y del Banco de Japón (BoJ).

El Nikkei de 225 acciones, principal indicador de la Bolsa de Valores de Tokio, cerró este lunes sus operaciones con ganancia de 29.14 puntos (0.15%), para ubicarse en 19,633.75 unidades.

El mercado asiático arrancó con pérdidas por la firmeza del yen y la publicación poco antes de la apertura de los pedidos de maquinaria del país asiático del pasado enero, que disminuyeron más de lo esperado.

En Japón los pedidos de maquinaria cayeron en enero por primera vez en dos meses.

La Oficina del Gabinete japonés dijo que en enero el valor de los pedidos fue de unos 830,000 millones de yenes, o 7,300 millones de dólares, descenso de 3.2% en términos de yenes respecto a diciembre.

La plaza se recuperó con rapidez y a la media hora de sesión logró avanzar después de que los inversionistas siguieron el optimismo que han dejado sobre la economía de Estados Unidos los sólidos datos de nóminas no agrícolas del mes pasado, que alimentan la expectativa de una subida de tipos de interés.

Las ganancias en Tokio fueron limitadas, ya que los inversionistas decidieron guardar cautela de cara a las reuniones tanto de la Fed (14 y 15 de marzo ) como del Banco de Japón (Boj), y la llegada de más indicadores económicos de la primera economía del mundo y de China.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) ganó 3.39 puntos y se ubicó en 1,577.40 unidades, mientras la Segunda Sección subió 21.24 puntos y se colocó en 5,840.54 unidades, informó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Los principales indicadores chinos cerraron este lunes al alza, en donde el Shanghai Composite Index sumó 24.26 puntos, 0.76%, para cerrar en 3,237.02 unidades, mientras el Shenzhen Component Index avanzó 108.87 puntos, 1.04%, para ubicarse en 10,559.88 enteros, informó la agencia Xinhua.

erp