La Bolsa de Tokio cerró este martes al alza, el quinto día consecutivo que termina en terreno positivo, su mayor racha en este año, por la depreciación del yen, mientras que el mercado bursátil chino repuntó.

El mercado accionarios japonés se vio influido por el reporte del aumento de 0.3% de la producción industrial en abril respecto a marzo, superando las expectativas de una caída de 1.5 por ciento.

NOTICIA: Nikkei repunta ante debilidad del yen frente al dólar

Los datos,que superaron las previsiones, indican que la producción mejora a pesar de las débiles exportaciones y el impacto de los pasados sismos en Kumamoto.

El yen cayó a 110.77 dólares al iniciar la jornada bursátil, pero se recuperó para negociarse a 111.26. Un yen más débil es generalmente visto como positivo para las acciones japonesas de empresas exportadoras.

En China, los mercados bursátiles se dispararon luego que Goldman Sachs elevó su estimación de 50 a 70% para la inclusión de acciones de ese país en el índice de capital chino del Morgan Stanley Capital International (MSCI)

Este índice refleja la evolución del valor de las compañías que cotizan en bolsas de los diferentes países. Estos índices son comparables entre sí, puesto que son construidos sobre la base de métodos estadísticos y de las mismas fórmulas.

El MSCI dará a conocer los resultados su reunión anual de revisión de la clasificación el 15 de junio.

La coalición de instituciones financieras del estado chino (conocida como Equipo Nacional) podrían también estar detrás del rally accionario, lo que está dando un impulso a los mercados, según un informe de Dow Jones.

La Bolsa de Valores de Tokio cerró sus operaciones con una subida de 166.96 puntos (0.98%), al ubicarse su principal indicador, el Nikkei de 225 acciones, en 17,234.98 unidades.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) ascendió 13.79 puntos y se ubicó en 1,379.80 unidades, mientras la Segunda Sección aumentó 10.34 puntos y se colocó en 4,393.47 enteros.

NOTICIA: Bolsa de Tokio cierra a la baja ante la debilidad de China

En China, los principales indicadores registraron cierres al alza. El Shanghai Composite Index ganó 94.17 puntos, 3.34%, para cerrar en 2,916.62 unidades.

Por su parte, el Shenzhen Component Index subió 391.09 puntos, 4.00%, para ubicarse en 10,159.93 enteros, reportó la agencia de noticias Xinhua.

erp