La Bolsa de Valores de Tokio cerró este lunes sus operaciones con una ligera alza, ante la cautela de los inversionistas que esperan información económica de Estados Unidos, sumado a la devaluación del yen frente al dólar, que ayudó a compensar pérdidas anteriores y beneficia las exportaciones.

El Nikkei abrió a la baja pese a las ganancias récord del viernes en Wall Street, y posteriormente se movió hacia el terreno positivo gracias a la devaluación del yen frente al dólar, que se cotizaba por encima de los 113 yenes.

Los inversionistas evitaron movimientos arriesgados antes de la publicación de datos de la última reunión de la Reserva Federal estadunidense (Fed), prevista para el miércoles, donde podría anunciarse posibles subidas de tipos de interés.

A su vez, los inversionistas en Tokio están a la espera de que el presidente estadunidense Donald Trump detalle políticas económicas, algo que se espera para su intervención ante el Congreso a finales de mes.

El Nikkei de 225 acciones, principal indicador de la Bolsa de Valores de Tokio, cerró sus operaciones con una ganancia de 16.46 puntos (0.09%), para ubicarse en 19,251.08 unidades.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) ganó 2.47 puntos y se ubicó en 1,547.01 unidades, mientras la Segunda Sección subió 29.09 puntos y se colocó en 5,640.28 unidades, informó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Los principales indicadores chinos cerraron este lunes al alza, en donde el Shanghai Composite Index sumó 37.89 puntos, 1.18%, para cerrar en 1,239.96 unidades, mientras el Shenzhen Component Index avanzó 131.08 puntos, 1.29%, para ubicarse en 10,329 enteros, informó la agencia Xinhua.

erp