La bolsa de Tokio terminó la sesión del viernes en baja de 0.28%, en un mercado prudente mientras se esperan los resultados de numerosas empresas.

Al cierre, el índice Nikkei de los 225 principales valores perdía 27.02 puntos, a 9,561.36 puntos, en un mercado poco activo.

Las acciones de Asia cayeron el viernes y las monedas relacionadas a materias primas, como el dólar australiano, también retrocedieron, después de que decepcionantes datos de Estados Unidos provocaron dudas sobre la fuerza de la recuperación de su economía.

Los renovados temores sobre la crisis de deuda de la zona euro también mantuvieron a los activos de riesgo bajo presión y apoyaron a los bonos del Tesoro de Estados Unidos como activos de refugio.

Una subasta de bonos de España que resultó mejor a lo previsto no logró aliviar las preocupaciones de que el país vaya a seguir a Grecia, Irlanda y Portugal y solicite un rescate internacional.

El referencial MSCI de acciones asiáticas no japonesas cayó un 0.5 por ciento.

RDS