El índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió a un máximo en ocho meses y medio el lunes y una gráfica técnica mostró que el repunte podría durar, ya que el yen se debilitó después de que el conservador Partido Liberal Democrático obtuvo una aplastante victoria electoral, en medio de sus llamados a un agresivo alivio monetario.

El Nikkei subió un 0.9%, a 9,828.88 puntos, su nivel de cierre más alto desde el 3 de abril, mientras que el yen tocó un mínimo de 20 meses de 84.48 unidades contra el dólar, impulsando el atractivo de acciones de los exportadores.

Un yen más débil ayuda a aumentar las ganancias de los exportadores japoneses en el extranjero cuando son repatriadas y aumenta su competitividad.

RDS