La Bolsa de Valores de Tokio cerró este martes con retroceso de 0.34%, su cierre más bajo desde el nueve de marzo, ante la presión ejercida por el fortalecimiento del yen frente al dólar y la falta de acuerdo sobre libre en la ministerial del Grupo de los 20 (G-20) de este fin de semana.

Un yen fuerte reduce las ganancias de las empresas japonesas en el extranjero cuando repatrian sus beneficios.

Otro factor de presión fue la falta de un acuerdo el pasado sábado en la reunión de ministros de Finanzas del Grupo de países industrializados y emergentes (G-20), que retrocedieron en su promesa de resistir el proteccionismo, que defiende Estados Unidos.

Este martes el ministro de Finanzas de Japón, Taro Aso, aseguró que sus homólogos estuvieron de acuerdo en la importancia del libre comercio, a pesar de que una expresión explícita en ese sentido fue excluída de la declaración conjunta de los trabajos.

El Nikkei de 225 acciones, principal indicador de la Bolsa de Valores de Tokio, cerró este martes sus operaciones con una pérdida de 65.71 puntos (0.34%), para ubicarse en 19,455.88 unidades.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) perdió 2.43 puntos y se ubicó en 1,563.42 unidades, mientras la Segunda Sección restó 3.38 puntos y se colocó en 5,929.60 unidades, informó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

En contraste, los principales indicadores chinos cerraron este martes al alza, en donde el Shanghai Composite Index ganó 10.80 puntos, 0.33%, para cerrar en 3,261.61 unidades, mientras el Shenzhen Component Index avanzó 54.29 puntos, 0.52%, para ubicarse en 10,586.62 enteros, informó la agencia Xinhua.

erp