El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cayó el jueves después de que la Fed no dio pistas en la víspera sobre más inyecciones de dinero al sistema pero las subidas en los fabricantes de coches y acereras redujeron las pérdidas.

Nissan Motor subió 1.3% después de que su consejero delegado, Carlos Ghosn, dijo en una Cumbre de Reuters la víspera que la compañía elevará sus previsiones de ventas para su año fiscal que termina en marzo.

El sector acerero ganó un 0.8 por ciento.

El Nikkei cerró con baja del 0.3% a 9,596.74 pero logró terminar por encima de su promedio móvil de 65 días de 9,589 puntos por segundo día consecutivo. El más amplio Topix cayó un 0.4% a 825.51 unidades.

RDS