El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio retrocedió desde un máximo en tres meses por la presión de unos resultados decepcionantes del fabricante de robots Fanuc, aunque Tokyo Electric se disparó luego de que se reportó que recibiría un rescate de 13,000 millones de dólares.

Tokyo Electric Power Co (Tepco) subió un 5.5% con un volumen de negocio alto después de que algunas fuentes indicaron que el Gobierno japonés tomará una participación de dos tercios en la empresa, lo que supone una de las mayores ayudas del mundo para una empresa excluyendo al sector bancario.

Tepco tiene dificultades para pagar las compensaciones y el coste de limpieza por los daños de su planta nuclear de Fukushima durante el terremoto y el tsunami de marzo del año pasado.

"El interés se centrará en la capacidad del Nikkei de probar la media móvil de 200 días y el máximo de octubre de 9.152. Creo que las ganancias continuarán en febrero pero no a este ritmo fervoroso", expresó Hideyuki Ishiguro, gestor de estrategia inversora de Okasan Securities.

El fabricante de robots industriales, Fanuc, presionó al índice con una caída de un 2 por ciento después de unos resultados que decepcionaron a los inversores.

El Nikkei cerró con una baja de 34.22 puntos, un 0.39%, a 8,849.47 tras abrir a 8,890.49 y oscilar entre 8,894.60 y 8,834.93.

RDS