Tokio.- El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó 2.6%, arrastrado por exportadores como Kyocera, después de que la rebaja de la calificación de deuda de Grecia y de Portugal alentaron temores sobre el contagio de los problemas de la deuda en la eurozona.

Los inversores castigaron las acciones de compañías que reportaron resultados decepcionantes. Las acciones de East Japan Railway retrocedieron luego de que la compañía anunció una caída en su beneficio operativo anual y su pronóstico de ganancias no cubrió las expectativas.

El índice Nikkei cayó 287.87 puntos, un 2.6%, y cerró en 10,924.79 unidades. El más amplio Topix bajó un 2 por ciento.

El Nikkei terminó el día por debajo de su promedio de movimiento en 25 días, actualmente alrededor de 11,000 puntos, y marcó su peor caída porcentual diaria en casi tres meses, pero los inversores creen que el referencial encontrará soporte en el corto plazo a 10,800.

La calificadora Standard and Poor's recortó la deuda de Grecia a "basura" el martes y también rebajó la nota de Portugal, alimentando temores acerca de la estabilidad económica de la zona euro y provocando descensos en bolsas europeas y estadounidenses.

"Los inversores ahora temen que los dramas crediticios en Grecia podrían enfriar a toda la economía europea", dijo Masayoshi Yano, analista de mercado de Meiwa Securities.