La Bolsa de Tokio cayó este lunes ante la fortaleza del yen frente al dólar aunado a los retrocesos en Wall Street en su sesión del viernes pasado.

Con pocos eventos económicos en el calendario antes del fin de año, los inversionistas fueron sacudidos por la caída de Wall Street, mientras los precios del crudo descendían a sus niveles más bajos en casi siete años.

NOTICIA: Los inversionistas deben voltear a la Bolsa de Tokio

El mercado bursátil neoyorquino cayó el viernes en todos los sectores en la que fue la jornada de mayores transacciones en el año al disiparse el entusiasmo por el esperado aumento en las tasas de interés de Estados Unidos.

La incertidumbre que genera mantener un precio barato del petróleo a largo plazo impulsó a los inversionistas a vender acciones y comprar yenes como refugio seguro, dijo Maki Sawada del departamento de investigación de inversión de Nomura Securities Co.

NOTICIA: Ventas de inversionistas afectan al Nikkei

Las acciones japonesas bajaron en un débil volumen de negocios el lunes después de que el yen ganó terreno frente al dólar, lo que ejercó presión sobre los papeles de los exportadores después de que el Banco de Japón decepcionó al mercado con pequeños ajustes a su programa de estímulo.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio llegó a caer hasta un 1.8% durante la sesión de la mañana, pero se recuperó para terminar el día con un declive de un 0.4% a 18.916,02 puntos.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) cayó 5.82 puntos y se ubicó en 1,531.28 unidades, mientras la Segunda Sección bajó 49.27 puntos y se colocó en 4,469.25 enteros.

NOTICIA: Sombra de petroprecios se mantiene sobre el Nikkei

En China, los principales indicadores cerraron al alza. El Shanghai Composite Index subió 63.51 puntos, 1.77%, para cerrar en 3,642.47 unidades.

Por su parte, el Shenzhen Component Index aumentó subió 198.06 puntos, 1.54%, para ubicarse en 13,028.31 enteros, reportó la agencia china de noticias Xinhua.

erp