El índice de acciones japonesas Nikkei cayó a mínimos de seis semanas este miércoles, después de que la agitación política en Italia provocó preocupaciones sobre la estabilidad en la zona euro, afectando particularmente los títulos financieros y de las firmas exportadoras.

El Nikkei cerró con una caída del 1.5% a 22,018.52 unidades, después de llegar a un mínimo de seis semanas de 21,931.65 unidades. Sin embargo, el referencial logró mantenerse por encima de su promedio móvil de 75 días de 21,920.19 unidades.

Fuentes cercanas a algunos de los principales partidos de Italia dijeron que el país podría celebrar nuevas elecciones tan pronto como en julio, después de que la persona designada para ser primer ministro no pudo obtener el apoyo de las principales agrupaciones políticas, incluso para formar un gobierno provisional.

Las aseguradoras y los bancos cayeron 2.4 y 2.3%, respectivamente. Los exportadores también se vieron presionados durante la sesión ante la caída del dólar frente al yen.

El índice más amplio Topix cayó un 1.5% a 1,736.13 unidades. 

erp