El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio bajó de los 9,000 puntos el viernes y finalizó su sexta semana seguida de pérdidas ante unos datos industriales chinos flojos y la firmeza del yen, que se beneficiaba por la debilidad del euro.

El Nikkei cerró con una baja de 56.34 puntos, un 0.63%, a 8,953.31 unidades.

RDS