El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cortó una racha de cuatro subidas, presionado por los valores exportadores después de que el yen repuntó como consecuencia de las crecientes preocupaciones sobre el sistema bancario español.

La subida de Softbank Corp, tras una mejora de su recomendación por parte de Deutsche Bank, y el avance de Olympus Corp ayudó a limitar las pérdidas del conjunto del mercado.

Renesas Electronics rebotó un 27.5% después de sus recientes caídas, al tiempo que Olympus se anotó un 4 por ciento.

El Nikkei cerró con baja de 23.89 puntos, un 0.28%, a 8,633.10 unidades.

RDS