El índice Nikkei de la bolsa de Tokio se replegó el martes por las crecientes dudas sobre el plan del Banco Central Europeo contra la crisis de deuda de la zona euro, tras marcar en la víspera un máximo de cierre de tres meses, aunque la compra de valores defensivos sirvió de sostén al mercado.

El Nikkei cerró con una baja de 0.2% a 9,156.92 puntos, por encima de la media móvil de 26 semanas de 9,149.50 unidades.

El referencial más amplio Topix subió un 0.1% a 765.26 puntos.

RDS