La Bolsa de Valores de Tokio cerró este jueves en su nivel más alto en 21 años y sumó ocho días seguidos de ganancias, impulsada por los récords de Wall Street y ante las crecientes expectativas de triunfo de la coalición gobernante japonesa en las elecciones del 22 de octubre.

Los pronósticos de los medios mostraron que el bloque gobernante del primer ministro Shinzo Abe se dirige a una victoria sorprendente en la elección anticipada, asegurando a los inversionistas que continuaría su programa "Abenomics" de política monetaria fácil, gasto fiscal y reformas estructurales.

"Los inversionistas acogieron con beneplácito la mayor probabilidad de que la administración Abe y 'Abenomics' continúan", dijo Akira Tanoue de Nomura Securities Co., refiriéndose a las políticas de estímulo económico iniciadas en 2012.

Por su parte, Toshikazu Horiuchi, estratega de acciones de IwaiCosmo Securities Co., dijo que "hubo una sensación de alivio de que la política de flexibilización del Banco de Japón también se mantendrá sin cambios ".

El mercado ha sido impulsado por las compras del BOJ cuando los precios de las acciones cayeron, dijeron operadores.

Al cierre de la jornada bursátil, el principal indicador tokiota, el Nikkei de 225 acciones, avanzó 73.45 puntos (0.35%), al ubicarse en 20,954.72 unidades, luego de haber subido hasta 20,994.40 su nivel más alto desde diciembre de 1996.

El Nikkei permanece lejos de su pico récord de 38,915, registrado en diciembre de 1989.

En tanto, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, subió 3.32 puntos (0.20%), para ubicarse en 1,700.13 unidades.

En China, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en los mercados de Shanghai y Shenzhen avanzó 10.27 puntos, un 0.26%, al ubicarse en 3,912.95 unidades.

El Shanghai Composite Index registró una baja de 2.18 puntos (0.06%) para cerrar en 3,386.10 unidades. A su vez, el Shenzhen Component perdió 5.18 puntos (0.05%) para ubicarse en 11,307.32 unidades, informó la agencia Xinhua.

erp