El índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió un 2.9% el viernes y finalizó con su undécima ganancia semanal consecutiva, la que representa su mejor racha de la historia, según datos de Reuters.

La pronunciada caída del yen alentó a los exportadores y creó optimismo sobre las ganancias para el próximo año financiero.

El Nikkei cerró con alza de 305.78 puntos, un 2.88%, a 10,926.65 unidades.

RDS