El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio subió el miércoles un 2.4% y terminó por encima de los 10,000 puntos por primera vez en más de ocho meses ante las crecientes expectativas de una política monetaria más expansiva bajo el nuevo Gobierno japonés.

Los indicios de avances en las conversaciones presupuestarias en Estados Unidos para evitar recortes del gasto público e incrementos de impuestos en el llamado "precipicio fiscal" contribuyeron a la mejora en los mercados de renta variable.

El Nikkei subió un 2.39% a 10,160.40 puntos, con las exportadoras y las entidades financieras a la cabeza de las subidas.

RDS