El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cayó el lunes por la toma de ganancias después de superar durante la sesión los 10,000 puntos y tocar un nuevo máximo de 7 meses.

El Nikkei acumula en lo que va del año una subida de un 17% y en las dos sesiones anteriores ganó un 3.7 por ciento.

El debilitamiento del yen a un mínimo de 11 meses contra el dólar tras las buenas cifras de empleo del viernes en Estados Unidos en ofreció apoyo al mercado.

"Los vendedores ahora mismo son principalmente fondos de compensación. Las cuentas a largo plazo no hacen demasiado, aunque los lunes no suelen ser muy activas, mientras que los (inversores) domésticos son compradores", expresó un operador de un banco extranjero.

El Nikkei cayó un 0.4% a 9,889.86 puntos luego de trepar hasta 10,021.51 unidades, su mayor nivel desde comienzos de agosto del 2011.

RDS