Netflix, la firma estadounidense de contenidos audiovisuales en Internet, registró una pérdida neta de 5 millones de dólares, u 8 centavos de dólar por acción, en el primer trimestre del 2012, cuando un año antes logró utilidades por 60 millones de dólares, lo que supone su primer periodo en números rojos.

En su reporte financiero, la compañía tecnológica liderada por Reed Hastings reveló que registró ingresos por 870 millones de dólares, 21% por encima de los 719 millones de dólares facturados en mismo periodo del 2011 cuando aún no iniciaba operaciones en América Latina ni Reino Unido.

Durante los primeros tres meses del año, Netflix atrajo a 3 millones de nuevos clientes a su servicio de televisión online, 1.7 millones en Estados Unidos y 1.2 millones en sus operaciones internacionales, incluyendo Canadá, América Latina y Reino Unido.

Al cierre del trimestre, la cifra total de suscriptores al servicio de streaming a nivel mundial ascendió a los 26 millones.

Pero su negocio de renta de películas en DVD, que ofrece únicamente en Estados Unidos, continuó con la pérdida de suscriptores. Según el documento, durante el trimestre registró una baja de 1.08 millones de usuarios, para concluir el trimestre con 10.09 millones.

Aunque estos resultados superaron las expectativas los analistas de Thomson Reuters esperaban pérdidas por 27 centavos de dólar por acción y ventas por 866 millones de dólares los inversionistas castigaron las acciones de la compañía en las operaciones después del cierre de los mercados estadounidenses.

Tras dar a conocer su resultados, los títulos de Netflix que cotizan en el mercado Nasdaq retrocedían más de 16% en las negociaciones posteriores al cierre de operaciones, al cotizar en 85.32 dólares por acción.

ESPERAN SEGUNDO TRIMESTRE RENTABLE

Las estimaciones de Netflix para el segundo trimestre del 2012 es que vuelva a la rentabilidad con una utilidad de 8 millones de dólares, o 0.14 dólares por acción, en el escenario más optimista; aunque no descarta nuevamente pérdidas por 6 millones de dólares, ó 0.10 dólares por título.

Pero su división internacional de distribución de contenidos online aún estará lejos de la rentabilidad al pronosticar pérdidas netas en un rango de entre 98 millones y 86 millones de dólares. Cuando Reed Hastings presentó su servicio en México, auguró que pasarían al menos dos años antes de registrar ganancias en el mercado nacional.

JSO