Los precios del crudo subieron este martes antes del informe semanal de reservas comerciales en Estados Unidos, empujados por la ausencia de avances en las conversaciones sobre el programa nuclear iraní, que alejan la perspectiva de un rápido aumento de producción por parte de Teherán.

En Nueva York, el barril de West Texas Intermediate para entrega en mayo ganó 0.80% o 48 centavos, cerrando en 60.18 dólares.

Por su parte, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en junio cerró en Londres a 63.67 dólares, un alza de 0.62% o 39 centavos.

La mezcla mexicana de exportación ganó 0.78% o 45 centavos y cotiza en 57.90 dólares el barril.

Irán sorprendió a muchos al anunciar el martes su intención de "empezar a enriquecer uranio al 60%", un nivel que le acercaría a la capacidad militar, dos días después de un "sabotaje" de su planta de enriquecimiento de Natanz, que Teherán achaca a Israel.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) confirmó el martes que había sido notificado por Irán.

La República Islámica enriquece actualmente uranio hasta el 20% en el isótopo 235, muy por encima del límite del 3.67% fijado por el acuerdo internacional sobre energía nuclear iraní alcanzado en la capital de Austria, Viena, en el 2015.

Las conversaciones para salvar ese acuerdo del cual se había retirado Estados Unidos, que debían reanudarse el miércoles en Viena, se pospusieron hasta el jueves.

Según Jeffrey Halley, analista de Oanda, esta situación aleja "toda esperanza de avance" de las negociaciones.

Se aleja por lo tanto el regreso al mercado del petróleo iraní, sometido a embargo por parte de Washington y difícil de absorber por el mercado, debilitado por la pandemia.

Caen inventarios

Los inventarios de petróleo tuvieron juna baja en la última semana, según el Instituto Americano del Petróleo (API).

Las existencias de crudo cayeron 3.6 millones de barriles en la semana al 9 de abril. Los de gasolina, en cambio, tuvieron un incremento de 5.6 millones de barriles.