El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó el viernes y registró su primer descenso semanal en 13 semanas ante un empeoramiento del sentimiento como consecuencia de los comentarios pesimistas del presidente del Banco Central Europeo, mientras que Sony bajó por unos resultados trimestrales desalentadores.

Las ventas se extendieron hasta un segundo día por las preocupaciones de que la zona euro seguirá titubeante, después de que el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo el jueves que había más riesgos negativos en la zona euro que positivos.

"Parece que los inversores están utilizando esto como motivo para vender, aunque parece exagerado", expresó Hiroyuki Fukunaga, consejero delegado de Investrust haciéndose eco de otros participantes que dijeron que la debilidad de la zona euro ya se había cotizado en las acciones.

El Nikkei cerró con baja de 203.91 puntos, un 1.80%, a 11,153.16 unidades.

RDS