Los índices S&P 500 y NASDAQ pasaron el jueves a terreno positivo en el año, de la mano del repunte de las acciones en la Bolsa de Nueva York, gracias a que el Banco Central Europeo (BCE) anunció un programa de estímulos mayor al esperado.

El BCE comprará mensualmente activos y bonos soberanos por 60,000 millones de euros, un monto superior a lo esperado, a través de un programa que se extenderá hasta septiembre del 2016.

Las alzas y bajas del mercado durante la primera parte de la sesión se debieron a algunos interrogantes pendientes sobre el efecto de las medidas anunciadas por el BCE en los mercados estadounidenses, aseguró David Lebovitz, estratega de Mercados Globales de JPMorgan Asset Management.

El Dow Jones ganó 1.48%, a 17,813.98 unidades, mientras que el índice S&P 500 subió 1.53%, a 2,063.15 puntos. El índice NASDAQ Composite 1.78%, a 4,750.3 unidades. Los bancos lideraron las alzas del jueves con el índice financiero del S&P 500, avanzando 2.45 por ciento.

Entusiasmo

Las acciones europeas subieron 1.6% tras el anuncio del BCE, cerrando cerca de máximos de siete años.

De igual manera, el mercado accionario de México avanzó el jueves por expectativas de una mayor liquidez global, luego de que el BCE anunció que comprará bonos gubernamentales para inyectar dinero fresco a la débil economía de la zona euro.

El peso cortó una racha de tres sesiones a la baja y los bonos locales resultaron atractivos para los inversionistas.

El índice IPC de la Bolsa ganó 1.49%, para cerrar en 43,121.28 puntos.

El referente acumuló de lunes a jueves una ganancia de 4.1%, y si extiende su racha durante el viernes tendría su mejor semana desde el 21 de marzo del 2014.

valores@eleconomista.mx