El presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk, admitió que han surgido defectos en el sistema de frenos del sedán Model 3, luego de un reporte negativo de Consumer Reports, y dijo que el problema sería reparado con una actualización de software que el fabricante de autos eléctricos realizará en los próximos días.

“Con más ajustes, podemos mejorar la distancia de la frenada más allá del espectro inicial. Tesla no parará hasta que el Model 3 tenga un mejor sistema de frenos que cualquier otro vehículo comparable”, escribió Musk en su cuenta de Twitter.

Musk dijo que la revista Consumer Reports había probado un vehículo de los estadios iniciales de producción y que le pediría que revise el nuevo modelo.

“El Model 3 es más cómodo para conducir, conlleva menor ruido y muchas otras mejorías pequeñas”, escribió Musk en otro tuit.

La revista estadounidense Consumer Reports dijo el lunes que no recomendaría el Model 3, un vehículo económico visto como clave para la rentabilidad de Tesla, porque el sistema de frenos era más lento que la camioneta de la compañía.

La revista criticó el Model 3 por la distancia que toma para detenerse y el difícil uso de la pantalla táctil del auto.

Las acciones de Tesla retrocedieron de 3.33% a 275.01 dólares en la bolsa de Nueva York, después de haber cerrado el lunes con un alza de 2.8 por ciento.

El auto es considerado crucial para la rentabilidad de Tesla, en momentos en que la compañía enfrenta reportes de choques Y dudas sobre su financiamiento.