Una de las grandes lecciones del 2020 a los inversionistas -aunque haya sido a base de percances- es que en el mundo de la inversión lo importante no es como se empieza un año, sino como se acaba. Y eso es algo que deben tener muy presente Musk, Bezos, Gates y el resto de personas más ricas del planeta, que no deberían dejarse llevar al ver sus fotografías en la parte más alta de los listados que reúnen a las fortunas más vastas del mundo.

Lo importante no es únicamente vigilar quién detenta el cetro de persona con mayor patrimonio de la tierra, también hay que vigilar la proyección de las fortunas que han generado con sus millonarias empresas.

En ese sentido, la visión de los analistas que cubren la evolución de las mismas en Bolsa es la que podrá arrojar más luz sobre el porvenir de las personas más ricas del planeta.

Según Bloomberg, la persona más rica ahora, Elon Musk, debería empezar a preocuparse. Su fortuna, estimada en más de 200,000 millones de dólares gracias a los paquetes accionariales que tiene en posesión en diferentes compañías de Wall Street, se verá reducida en casi 45% en los siguientes 12 meses según las previsiones de los expertos. Una predicción que tiene mucho que ver con la gran brecha que han abierto las acciones de Tesla respecto a sus valoraciones.

Después de multiplicar casi por 10 el precio de sus títulos en 2020, la automotriz ya cotiza 42% por encima del precio objetivo que le dan las firmas de inversión que la siguen viendo sobrevalorada. Y no se trata de un efecto fruto de una desactualización provocada por la gran cantidad de firmas que cubren su cotización (más de 45). Si se tiene en cuenta únicamente las valoraciones de los expertos en 2021 (casi una quincena de ellas), el resultado es similar: un precio objetivo un 40% por debajo de su cotización.

Todo lo contrario ocurre con el patrimonio de Jeff Bezos, para quien los analistas auguran un 2021 de ensueño. Según las proyecciones, el creador de Amazon logrará elevar su fortuna en 22%en los siguientes 12 meses fruto del buen comportamiento que se espera que tengan las acciones del gigante del e-commerce, que se estima se revalorizarán en esa proporción en el 2021.

Un porcentaje que podría ser incluso mayor si se tienen en cuenta únicamente las proyecciones lanzadas por los analistas en las últimas sesiones: casi 29 por ciento.