El banco estadounidense Morgan Stanley reportó una caída de sus ganancias trimestrales, pero superó las expectativas de los analistas de escasas utilidades gracias a su negocio de administración de riqueza y menores gastos.

Los resultados cerraron la temporada de ganancias de los grandes bancos de Estados Unidos y subrayaron la debilidad en los negocios centrados en Wall Street, en un trimestre marcado por una menor actividad de mercado debido a la tensión comercial y las crecientes apuestas a un recorte de las tasas de interés.

Sin embargo, los préstamos al consumidor de Morgan Stanley fueron buenos en el trimestre, ya que una economía estadounidense saludable impulsó el gasto del consumidor y el crecimiento del crédito.

Los ingresos del negocio de administración de riqueza de Morgan Stanley subieron un 1.9% a 4,400 millones de dólares, en comparación con el año anterior, y representaron el 43% de los ingresos totales.

El presidente ejecutivo, James Gorman, se ha centrado en la unidad para ayudar al banco a superar los cambios en los negocios relacionados con la actividad de mercado.

Las ventas e ingresos por intermediación cayeron un 12%, y tanto las operaciones con bonos y acciones bajaron.

Las ganancias atribuibles a Morgan Stanley cayeron a 2,200 millones de dólares, o 1.23 dólares por acción, en el segundo trimestre finalizado el 30 de junio, desde 2,440 millones, o 1.30 dólares por acción, de hace un año.

Los analistas esperaban una ganancia de 1.14 dólares por acción, según datos de IBES de Refinitiv.

erp