La agencia calificadora Moody’s revisó de estable a negativa la perspectiva de la nota crediticia de Bimbo, por el elevado nivel de endeudamiento que le implicará la compra de Canada Bread.

Sin embargo, la agencia confirmó las notas de Baa2 y Aa1 , en escala internacional y nacional, respectivamente, al considerar que Bimbo se ha consolidado como la más grande en el país y en Estados Unidos.

La opinión de Moody’s contrasta con el criterio de Standard and Poor’s (S&P), que ratificó las notas crediticias otorgadas a Bimbo, de BBB en escala global, y de AA+ en escala nacional, con perspectiva estable.

En este caso, las consideraciones apuntan a que el inminente aumento en los niveles de deuda que adquirirá Bimbo, para completar la incorporación de la firma canadiense, tenderán a reducirse en el periodo 2014-2015.

Moody’s expuso que la operación de compra, que se estima se concretará en el segundo trimestre del año y que involucrará un monto de 1,665 millones de dólares, se realizará mediante una línea de crédito revolvente a cinco años.

Consecuentemente, el indicador de la deuda en relación a EBITDA aumentará de 3.8 veces, que se reportó en septiembre del 2013, a un estimado de 4.7 veces.

Con base en el historial de Bimbo, la agencia calificadora espera que el nivel de apalancamiento baje a 3.5 veces hasta el cierre del 2015.

Si bien la transacción es estratégica para Bimbo, ya que permitirá una mayor diversificación de sus ingresos, también generará presión de corto plazo en el apalancamiento , aseguró Alonso Sánchez, analista de Moody’s.

guadalupe.cadena@eleconomista.mx