Moody’s colocó a decenas de compañías de gas y petróleo en revisión para una rebaja de calificación y advirtió de un riesgo sustancial por una lenta recuperación de los precios del crudo, que sumaría presión sobre firmas ya golpeadas por una caída de 75% en los precios desde junio del 2014.

La agencia dijo el viernes que era probable que concluyera la revisión hacia fines del primer trimestre, lo que incluiría rebajas de categoría múltiple para algunas empresas, particularmente en Norteamérica.

Moody’s también colocó a 55 firmas mineras en revisión para una rebaja, debido a la caída del precio de las materias primas. Una rebaja de la calificación hace que los préstamos sean más caros para las compañías.

Moody’s también recortó sus pronósticos sobre el precio del petróleo. En el 2016, espera que el crudo referencial Brent y el West Texas Intermediate (WTI), el referencial de Norteamérica, se ubiquen en un promedio de 33 dólares por barril.

Esto marca un recorte de 10 dólares por barril para el Brent con respecto a su pronóstico previo y una reducción de 7 dólares por barril para el WTI. Se espera que ambos contratos aumenten en 5 dólares por barril en promedio en el 2017 y en el 2018.

La revisión global incluye a las principales regiones y abarca desde compañías internacionales de gas y petróleo importantes, como Royal Dutch Shell y la francesa Total, hasta 69 firmas estadounidenses de exploración y producción, además de empresas de servicios.

Sin embargo, no incluye a las dos principales compañías petroleras estadounidenses, ExxonMobil y Chevron .

Vemos un riesgo sustancial de que los precios se recuperen más lentamente a mediano plazo de lo que muchas compañías esperan, así como un riesgo de que los precios puedan caer más , dijo Moody’s.