Pese a las correcciones que han llevado al principal índice accionario en la Bolsa Mexicana de Valores, el S&P/BMV IPC, a las 42,000 unidades, analistas de Grupo Financiero Monex estiman cerrará el año en las 46,500 unidades, desde el estimado previo de las 53,000.

El nuevo nivel representaría un retorno potencial de 9.61%, desde el cierre de la jornada bursátil de ayer de 42,421.33 unidades.

En la presentación de “Perspectivas 2019”, Carlos González, director de Análisis y Estrategia de Monex, mencionó que esta expectativa es menos importante debido al corto plazo, además de que se basa en la valuación de las empresas con respecto a sus resultados del tercer trimestre.

Durante el 2018, el mercado accionario en México se ha visto mermado por factores tanto internos como externos dentro de los que se encuentra la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el proceso electoral, alza en tasas de interés, y el proceso de transición de la administración federal entrante.

En lo que va del año, el principal indicador bursátil mexicano muestra una pérdida de 5.78% desde las 49,354.42 unidades hasta el cierre de la sesión del martes.

Será año retador

González adelantó que proyectan un incremento en las empresas que componen el Índice de Precios y Cotizaciones de 4.6% en flujo operativo (EBITDA) y 4.2% en ingresos para el 2019.

“El crecimiento será más moderado con respecto al de este año (...) consideramos que dada la debilidad observada entre el cuarto trimestre del 2017 y primer trimestre de este año, es probable que los siguientes dos periodos podamos tener crecimientos interesantes”, detalló.

Añadió que la segunda mitad del 2019 luce más retadora y es probable que se observe un crecimiento más modesto.

Ante ello, estimó que el S&P/BMV IPC alcance las 48,500 unidades, equivalentes a un alza potencial de 14.32%, bajo una valuación FV/EBITDA de 9.2 veces.

El experto especificó que bajo un escenario de alzas de tasas de interés, el mercado accionario podría volverse menos interesante, al tiempo que se aumenta el apalancamiento de las empresas, ocasionando distorsiones en países con finanzas públicas sensibles como lo son los mercados emergentes.

“No descartamos un escenario de mayor volatilidad para el 2019, principalmente para países emergentes”, mencionó el directivo.

Entre las empresas que cotizan en la Bolsa mexicana con mejores expectativas se encuentran, la petroquímica Mexichem, la controladora de restaurantes Alsea, la refresquera Arca Continental, Alpek, Asur, la minera Grupo México, la minorista Walmex y la tienda departamental Liverpool.

estephan[email protected]