El peso nuevamente fue arrastrado por la depreciación de las divisas de países emergentes, sobre todo de Argentina, Brasil y Turquía, tras registrar una pérdida de valor de 0.41 por ciento.

El tipo de cambio alcanzó un precio máximo intradía de 19.2838 pesos por dólar; sin embargo, hacia el cierre de las negociaciones cerró en 19.1885 pesos, frente a las últimas operaciones de la sesión anterior (19.1105 pesos), representó una caída de 0.41%, esto es una contracción de 7.80 centavos.

En operaciones fuera de mercado, a las 7 de la noche, la paridad cotizó en 19.1897 pesos por dólar, con relación al cierre previo de 19.1885 pesos, significó una depreciación de 0.01 por ciento.

El peso argentino perdió 2.58%, a 37.750 pesos por dólar, mientras el real brasileño perdió 2.13%, a 4.1414 reales por dólar, y la lira turca se depreció 1.25% a 6.6215 liras por dólar. En las operaciones del lunes, llegó a perder hasta 4.35% a 38.40 pesos por dólar.

El rand sudafricano y el rublo ruso también resultaron afectados al caer 1.18%, a 14.8865 rand sudafricanos, y 1.02% a 68.1560 rublos rusos por dólar.

En negociaciones electrónicas, el dólar canadiense se debilitó frente al de EU, al perder 0.43%, a 1.3096 dólares canadienses por unidad.

Los mercados de Estados Unidos y Canadá permanecieron cerrados al celebrarse el Día del trabajo.

En Turquía, se dio a conocer el dato de inflación y por quinto mes consecutivo subió para alcanzar una tasa de 17.9%, su mayor nivel desde octubre del 2003, como consecuencia de la fuerte depreciación de la lira, lo cual provoca presiones para que el Banco Central de Turquía eleve más su tasa.

En Brasil, el fin de semana se dio a conocer que las autoridades electorales decidieron prohibir la candidatura presidencial del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, debido a los cargos que enfrenta por actos de corrupción.

Incertidumbre

Hacia adelante, la inquietud política seguirá ejerciendo presión sobre el real brasileño, pues entre los candidatos a la presidencia, el favorito del mercado, Geraldo Alckmin, se ubica en el cuarto lugar en las encuestas de preferencia de voto con 7 por ciento.

En Argentina, los mercados siguen nerviosos ante las acciones que está tomando el gobierno de Mauricio Macri, quien la semana pasada solicitó un adelanto de un préstamo del Fondo Monetario Internacional, lo que genera presiones en contra del peso argentino.

El analista económico senior de CIBanco James Salazar anticipó que el escenario para la divisa mexicana se podría complicar en los próximos días si Canadá decide no sumarse al acuerdo comercial.

Mencionó que, en el corto plazo, el tipo de cambio difícilmente bajaría de 19 pesos por dólar e inclusive podría seguir depreciándose hasta alcanzar nuevamente cotizaciones de 19.30 pesos por dólar.

Salazar dijo que existen otros factores que podrían generar mayores presiones en el peso, como la intensificación de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, además de la expectativa de mayores pérdidas de las monedas emergentes.

El área de análisis de mercado de Cambios de MetAnálisis advirtió que, desde el punto de vista de análisis técnico, el peso sostiene un nivel de resistencia en 19.40 pesos por dólar de superarlo el próximo precio objetivo serían 19.70 pesos por dólar.

[email protected]