Las monedas de la región se muestran presionadas ante el desplome en los precios del petróleo y el avance global del dólar, motivos por los que algunas se preparan para sus peores cierres en la historia. El golpe provocado por la pandemia del coronavirus continúa y en las operaciones de divisas, los activos poco seguros se ven afectados.

El peso mexicano es muestra de este efecto y cotiza al momento en 23.8805 unidades por dólar, luego de haber tocado un mínimo histórico frente al dólar de 24.0850 unidades. El real de Brasil tocó un mínimo histórico de 5.2222 unidades por dólar y al momento se ubica en un nivel de 5.2041 unidades por billete verde.

Movido también por los temores en los mercados al coronavirus, el sol peruano alcanzó un mínimo histórico frente al dólar de 3.5770 unidades y al momento cotiza en 3.5731 soles. El peso chileno, presionado por la menor demanda de cobre, retrocedió a un mínimo de 869.58 pesos y cotiza en 867.95 pesos por billete verde.

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, sigue al alza y con un movimiento de 1.60%, sube a 101.17 puntos, nivel no visto desde abril de 2017. El petróleo estadounidense WTI se desploma a un mínimo de 22.59 dólares por barril, no visto desde marzo de 2002.

"Varias petroleras alrededor del mundo advierten que sería imposible continuar operaciones en esos niveles, ya que el precio no llega a cubrir los costes de operación. En otras palabras, las petroleras tendrían que continuar operando con pérdidas o cerrar por completo si el crudo continúa cayendo", destaca un reporte de Activ Trades.

[email protected]