Las monedas de América Latina cerraron el lunes en rojo, a medida que crecen las preocupaciones sobre el impacto económico que tendrán las medidas de aislamiento alrededor del mundo para enfrentar la propagación del coronavirus, mientras la mayoría de bolsas se recuperó por compras de oportunidad.

Los inversionistas sopesan el aumento de las víctimas del Covid-19 contra las medidas de estímulo que habían dado un respiro a los activos emergentes la semana previa. “La crisis causada por el coronavirus ha trastornado el pensamiento económico convencional”, dijo Neil Shearing, economista jefe de Capital Economics. “Esto tendrá un profundo impacto en la economía global que el virus deja a su paso”.

El lunes volvió a faltar el aire en los mercados y llevó al referencial petrolero Brent a desplomarse hasta su menor nivel en casi 18 años.  “Los mercados ahora están apostando a que la crisis podría ser relativamente larga”, opinó Carlo Alberto de Casa, analista jefe de ActivTrades. “Una caída clara por debajo de 20 dólares (en el precio del crudo) abriría espacio para nuevas caídas en medio de esta tendencia bajista masiva”.

En Brasil, el real se depreció 1.47%, mientras que en Argentina el peso perdió 0.09%, a 64.4675/64.47 unidades por dólar, en una plaza controlada por compras de divisas desde el banco central.  El peso colombiano, en tanto, retrocedió 0.94% en su segunda caída consecutiva. El peso chileno cerró operaciones con retroceso de 2.01%, y la moneda peruana se depreció 0.55%, a 3.438/3.448 unidades.