El peso y la bolsa de México retrocedieron el jueves en línea con otros mercados emergentes luego de que funcionarios de la Reserva Federal de Estados Unidos alimentaron las expectativas de un incremento de tasas de interés a mediados de marzo.

Los activos locales perdieron también de la mano de un declive de los precios del petróleo después de que la producción rusa de crudo se mantuvo estable el mes pasado, mostrando una pausa en un acuerdo para reducir la oferta mundial.

NOTICIA: Petróleo baja en Nueva York por el temor a alta oferta mundial

El Banco de México (Banxico) informó que la moneda mexicana cerró en 19.9915 por dólar. En tanto, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), que agrupa a las acciones más líquidas, retrocedió 0.35% a 47,288.66 puntos, con un volumen de 184.6 millones de títulos negociados.

En el mercado de deuda, la tasa del bono a 10 años subió dos puntos base, a un 7.43%, mientras el rendimiento a 20 años sumaba uno, al 7.82 por ciento.

NOTICIA: Wall Street cierra jornada con caídas

mfh