De las divisas de los países productores del petróleo, el peso mexicano resultó de las menos golpeadas como consecuencia de la fuerte baja de los precios internacionales del hidrocarburo.

Desde el pasado 20 de junio del 2014, fecha en la que comenzó la debacle de los precios del crudo, la divisa mexicana lleva una depreciación acumulada de 33.5% frente al dólar estadounidense.

El precio del petróleo ha caído en promedio 67% desde junio del 2014, afectando de manera importante a monedas de países productores, como el rublo de Rusia, que reporta una devaluación de 105%; seguido por el peso colombiano, con una pérdida de 78%, y el real brasileño, con una depreciación de 70.3 por ciento.

Otras divisas golpeadas son la corona noruega y el dólar canadiense, las cuales sufrieron una caída de 41.4 y 27.6%, respectivamente.

Por otro lado, las divisas de países exportadores de petróleo menos golpeadas fueron la libra esterlina de Inglaterra, que mostró una depreciación de apenas 11%, mientras el naira de Nigeria registró una pérdida de valor de 21.9 por ciento.

Los países productores de petróleo están sufriendo actualmente las consecuencias de la tendencia decreciente del mercado petrolero, pues la mayoría de estas naciones tiene vinculada la evolución de su economía a los ingresos petroleros.

En ese sentido, una caída en los precios internacionales del petróleo implicaría una menor entrada de divisas, además de disponer de menos recursos monetarios para impulsar su economía, a través de realizar fuertes inversiones.

Escenario complicado

El escenario de los países productores de petróleo se ve complicado, sobre todo porque no se espera en el mediano plazo una recuperación del mercado de materias primas, debido a la existencia de mucha oferta de crudo , refirió Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Bursátil de Banco Base.

Por su parte, el analista económico de Grupo Financiero Ve por Más (BX+), José Isaac Velasco Orozco, comentó que el principal factor de riesgo para el mercado petrolero y, por ende, para las divisas es China.

Explicó que el país asiático es el principal consumidor de crudo en el mundo, y una menor demanda por la expectativa de una mayor desaceleración de su economía el próximo año resultaría en ºmás oferta en el mercado, y con ello, más ajustes a la baja en el precio del petróleo.

[email protected]